Las características del peregrinaje


El peregrinaje

- Las reglas del peregrinaje :

Allah obligó al musulmán a peregrinar una sola vez en su vida, vamos a citar un pequeño resumen sobre el peregrinaje y en particular las cosas importantes y esto con el fin de facilitar la comprensión.

El principio del peregrinaje:

Si quieres realizar el peregrinaje, debes dirigirte hacia Mecca hasta llegar al punto de Miqat que corresponde a tu país, en este lugar debes vestirte con un taparrabos (izaar) y una capa (Ridae), teniendo la intención del peregrinaje y al enunciar la talbiya diciendo:

"Labayka Allahouma labayk, labayka la charika laka labayk, innal hamda wan-niimata laka wal-molk la chariika lak"

(Respondo a tu llamamiento oh mi señor, respondo a tu llamamiento, respondo a tu llamamiento no hay socio contigo, respondo a tu llamamiento, sin duda las alabanzas, los beneficios y la realeza son tuyos, respondo a tu llamamiento).

- Las prohibiciones después de la sacralización:

Si entras en estado de sacralización, no debes cazar, ni afeitar el vello, ni echarte colonia, ni tener relación sexual con tu mujer, ni pedir la mano de una mujer, ni llevar un turbante, un qamis, un saroual, un burnous, zapatillas, y la mujer no debe llevar el velo en su cara y no debe ponerse guantes.

Después del final de peregrinaje, estás autorizado a hacer todo lo que te ha sido prohibido anteriormente es lo que llamamos "las prohibiciones del peregrinaje".

-El rescate de las prohibiciones de la sacralización:

Si has transgredido una prohibición entre las prohibiciones de la sacralización, debes hacer una cosa llamada "rescate"; si debes por ejemplo afeitar el vello a causa de la presencia perturbadora de chips, debes pagar el "rescate" que es: o de ayunar tres días, o bien de alimentar seis pobres o bien de sacrificar una oveja.

Si has cometido otra prohibición, al cazar por ejemplo un avestruz, debes pagar un rescate que es de sacrificar un camello y distribuir su carne a las personas pobres del territorio sagrado de Mecca y no lo comes.

Existe otros detalles en relación con cada prohibición entre las prohibiciones del estado de sacralización y cada rescate correspondiente, para más información es necesario pedir a los sabios.

El día de Arafat:

El noveno día del mes de Dhoul al hijja te diriges a Arafat en que debes hacer la oración de Ad-Dohr y de Al-asr abreviadas y agrupadas, luego mencionas e invocas al señor de los mundos con todos los musulmanes presentes en este lugar hasta el atardecer.

La noche de Muzdalifa:

Luego te diriges hacia Muzdalifa en que debes hacer la oración del Moghreb y del Icha y en que duermes hasta el fajr (el alba), luego haces la oración del fajr e invocas a Allah hasta que el cielo empiece a aclararse.

El día del gran peregrinaje o el día del Aid:

Antes del amanecer, empiezas la marcha de Muzdalifa hacia Mina en que debes lapidar la "gran" estela con solamente siete piedras, al decir Allahou Akbar en cada lanzamiento, si tienes una ofrenda como: una oveja, un buey o un camello, entonces lo sacrificas para Allah, luego te afeitas el vello o bien te haces el pelo más corto, luego te diriges hacia la Kaaba que es la primera mezquita construida para la gente, en que haces siete vueltas alrededor de ella (tawaf), la primera vuelta empieza a la piedra negra y acaba en el mismo punto.

En cada vuelta mencionas e invocas a Allah cuando te plazca, estas vueltas se llaman "el tawaf del peregrinaje", luego haces dos unidades de oración (Rakaat) detrás de la estación de Ibrahim (Maqam Ibrahim), luego te diriges hacia el lugar del recorrido (Al-Masaa) realizando el trayecto (as sa'ii) entre las dos montañas que se llaman as saffa y al marwa siete veces.

Durante cada trayecto, mencionas e invocas a Allah cuando te plazca. Ese viaje se llama el sa'ii del peregrinaje, así acaban todos los actos que se te pide para ese día que son:

 La lapidación de las "grandes" estelas, el sacrificio, el tawaf, el camino del sa'ii, el afeitado o el recorte de los cabellos. Sin embargo, estás autorizado a cambiar el orden de estos actos.

Los días de At tashriq:

Luego vas para Mina donde pasarás la noche del undécimo día, y durante ese undécimo día, después de la oración de adh dhor, empieza la lapidación de las "pequeñas" estelas (Al Jamrah As Soghra) con siete piedras, por último, tiras las "grandes" estelas con siete piedras, e invocas a Allah después de cada lapidación de las estelas excepto después de la "gran" estela.

Después cuando cae la noche, pasas la noche en Mina la noche del duodécimo día y después de la oración de adh dhor del duodécimo día repites los mismos actos que habías realizado la víspera, es decir lapidar la "pequeña" estela con siete piedras, luego la estela "media" con siete piedras por fin la "gran" estela con siete piedras, e invocas a Allah después de cada lapidación excepto después de la "gran" estela.

 Luego, si quieres quedar hasta el decimotercer día, siendo este el mejor, repitiendo la misma cosa que el undécimo y duodécimo día, que consiste en pasar la noche en Mina y luego, después de salat adh dhor de lapidar la "pequeña" estela con siete piedras, luego lapidar la estela "media" con siete piedras y por fin lapidar la "gran" estela con siete piedras e invocas a Allah después de cada lapidación excepto después de la lapidación de la "gran" estela.

Sin embargo, si quieres volver a tu país limitándose a solamente dos días (11 y 12), después de haber lapidado las tres estelas el duodécimo día, debes salir obligatoriamente de Mina antes del atardecer dirigiéndote hacia Makka para efectuar el tawaf de despedida siete vueltas.

Luego, vuelves a tu país esperando que Allah acepte tu peregrinaje y pidiendo su consentimiento, y que vuelves de nuevo sin pecados como el día en que naciste, especialmente si tu peregrinaje se ha realizado sin causar daño a los demás; entonces sin obscenidades, ni perversidad y ni polémica.

Entonces esto es el peregrinaje sin complicaciones.

- Los tres tipos de peregrinaje (Al ifrad- Al Qirane- At tamatou'):

1- Al-Ifrad (el aislamiento)

El peregrinaje explicado antes no contenía la Omra.

La Omra en resumen es: entrar en ihram, luego realizar un tawaf alrededor de la Kaaba similar al tawaf del peregrinaje, luego realizar el recorrido entre as saffa y al marwa similar al recorrido del peregrinaje, luego afeitar el vello o bien acortarlos.

Como el peregrinaje mencionado antes no contenía la omra, ese tipo de peregrinaje es llamado por los sabios Al-ifrad (el aislamiento), porque has aislado el peregrinaje al realizarlo solo sin una omra.

Al-ifrad es el único de los tres tipos de peregrinaje que cuando lo realizas, no estás obligado a sacrificar una oveja o una vaca o un camello, este sacrificio se llama la ofrenda (el hadiy).

En cuanto al At-tamatou y al Al-Qirane, debes sacrificar una ofrenda entre el ganado.

2- At-tamatou' (el disfrute)

Si quieres que tu ritual contenga la omra y el peregrinaje, debes empezar por Al-omra hasta cumplirla luego salir del estado de sacralización, luego esperas en Mecca hasta la entrada del noveno día de dhul hijja, luego realizas el peregrinaje como se explicó antes, así, separas la omra del peregrinaje. Los sabios llaman esto "teniendo el placer" (tamatou') porque disfrutas, al salir del estado de sacralización, del hecho de utilizar perfume, de tener relación sexual con tu mujer y otras cosas y esto entre los dos rituales en un solo viaje.

3- Al Qirane (el hermanamiento)

Existe un tercer tipo de peregrinaje que se llama Al Qirane, que consiste en unir la Omra con el peregrinaje sin interrupción entre los dos, esto al efectuar el peregrinaje de la misma manera que el que realiza el peregrinaje sin una omra, pero, durante el tawaf el décimo día, debes tener la intención de que tu tawaf alrededor de la Kaaba siete vueltas no es solamente para el peregrinaje pero también para la totalidad del peregrinaje y la omra, asimismo si haces el recorrido del sa'ii siete veces deber tener la intención de hacer este recorrido para la totalidad del peregrinaje y la omra.

Así termina el peregrinaje obligatorio, que es el quinto pilar del islam.

El islam siendo la sumisión, notarás que el peregrino está en sumisión total, aunque no haya entendido la sabiduría de algunos rituales, pues solo se necesita de saber que es un siervo de Allah, el rey absoluto, el juez, el que ordena lo que quiere, si el siervo se somete a su señor, ciertamente Allah le agradará y le satisfará con los placeres permanentes en el paraíso.

Los actos recomendados durante el peregrinaje:

Existe otros actos a realizar durante el peregrinaje que no son obligatorios, pero que contienen una gran recompensa para aquel que los ha cumplido, por ejemplo:

Pasar la noche en Mina el octavo día y hacer las cinco oraciones obligatorias allá, besar la piedra negra, beber el agua de zem-zem, acelerar durante las tres primeras vueltas del tawaf y correr al pasar entre las luces verdes durante el recorrido del sa'ii, las invocaciones y los recordatorios específicos en ciertos lugares y en ciertos momentos del peregrinaje, y muchos otros entre los actos recomendados.

También existe el peregrinaje facultativo que no es obligatorio y que puede ser realizado de estas maneras: al-ifrad, o At tamatou' o bien Al Qirane, entonces el que lo realiza obtiene una gran recompensa.

Oh Allah, facilita el peregrinaje para los peregrinos y acepta sus rituales.