Un artículo breve sobre Allah el majestuoso


Oh noble musulmán, estas son algunas cosas sobre Allah todopoderoso, la divinidad que ha sido adorada por todos los profetas y los musulmanes a través de los diversos siglos.

Ya que el que ha más caracterizado Allah es Allah sí mismo; por consiguiente, el conocimiento de Allah se hará a través de los últimos versos de la sura La reunión, ya que Allah el Altísimo dice: {Es Allah -no hay más dios que Él-, el Conocedor de lo oculto y de lo patente. Es el Compasivo, el Misericordioso. Es Allah -no hay más dios que Él-, el Rey, el Santísimo, la Paz, Quien da Seguridad, el Custodio, el Poderoso, el Fuerte, el Sumo. ¡Gloria a Allah! ¡Está por encima de lo que Le asocian! Es Allah, el Creador, el Hacedor, el Formador. Posee los nombres más bellos. Lo que está en los cielos y en la tierra Le glorifica. Es el Poderoso, el Sabio.}

Allah es claramente la verdadera divinidad, entonces es él quien ha creado toda cosa y ha concedido a cada cosa su subsistencia, a él le pertenecen todas las cosas, por lo tanto corresponde a la criatura adorar a Allah solo, entonces cumple la oración solo para Allah, solo invoca a Allah, solo cumple el ayuno para Allah, solo cumple el peregrinaje, el sacrificio, y pide un deseo para Allah, en cuanto a el que dedica la adoración a otro que Allah entonces él lo ha asociado con Allah y por consiguiente, él vera canceladas todas sus buenas obras y Allah le prohibirá el acceso al Paraíso y él entrará en el infierno para quedarse allí para siempre, como los que adoran las piedras, los árboles, el sol, la luna o bien los individuos.

Allah: sabe todo lo que observamos y todo lo que no podemos observar entre las cosas que son invisibles para nosotros y ocultadas; es por eso que Allah se definió a sí mismo como el conocedor de lo invisible al igual que lo visible y nadie más conoce lo invisible excepto Allah, entonces le corresponde al ser humano cuando realiza un acto de recordar que Allah sabe todo sobre él, incluso sabe su intención en su corazón y lo que piensa.

Allah: es el misericordioso, su misericordia ha adelantado y ha precedido su ira, la misericordia de Allah incluso lo abarca todo; y esto mientras que hizo bajar a este mundo una sola misericordia y a pesar de ello la misma abarca toda la criatura, entre los ejemplos de su misericordia el hecho que la madre es piadosa con su hijo, el hecho también que Allah concede la subsistencia al ser humano, los genios, el animal y cualquier otra cosa, incluso los peces en el agua, las hormigas en sus hitos, los pájaros en el cielo y entre otros también, Allah ha guardado con él y ha aplazado para el día de la resurrección noventa y nueve misericordias, entonces le corresponde a la persona exponerse a las misericordias de Allah y esto al aplicar lo que Allah le había ordenado y alejarse de lo que le había prohibido, y no debe desesperar de la misericordia de Allah y esto a pesar de lo que podría cometer como pecados.

Allah: es el rey, en efecto él posee los cielos y las tierras y posee toda la creación; en esto es el derecho de un rey ordenar a sus seguidores lo que el quiere, entonces le corresponde al ser humano recordar que es un siervo propiedad de Allah, entonces si el rey le ordena cumplir una cosa entonces debe obedecer a Allah el rey.

Allah: es el santísimo, la paz, quien está exento de todas las deficiencias y todos los defectos, en su ser, en sus nombres, en sus atributos, en sus actos y palabras, no se parece a su criatura, que cae enferma, se cansa, tiene hambre, se entristece y duerme, Allah es lo opuesto, lo vivo, el que subsiste solo, no tiene ni somnolencia ni sueño, es el quien alimenta y nadie le alimenta, Allah gloria a él es la fuente de la paz, de la seguridad, todos los que quieren la seguridad cerca de otro no la encontrarán, en cambio si la gente se acerca de Allah la paz y esto al aplicar los órdenes en la religión musulmana, serán salvados de todos los males que enfrentarán en sus vidas: como la inquietud, el suicidio, los asesinatos, el robo, la injusticia, los secretos, la envidia y entre otros también.

Allah es el creyente, quien crea que es el verdadero, es el quien concede la seguridad a sus fieles creyentes que recurren a él sinceramente, él calma sus miedos, hace que sus corazones sean serenos y alivia sus angustias en este mundo y durante sus muertes y en el día de la resurrección. Él es el dominante que posee las cosas y esto en cualquier tiempo, él juzga lo que quiere, cumple lo que quiere, es el vencedor de sus siervos y es el poderoso que obliga a su creación a lograr lo que él desea, entonces le corresponde al ser humano aceptar lo que Allah había ordenado cumplir entre los órdenes religiosos, como la oración, la limosna, el ayuno, el peregrinaje y abstenerse cometer cualquier pecado. Le corresponde también al ser humano aceptar los decretos universales de Allah como la existencia de las calamidades, de las enfermedades, de la muerte y de los enemigos…Si el ser humano aceptaría los órdenes de Allah y el destino, entonces Allah le agradará, y si al contrario se enoja frente a los órdenes de Allah y su destino, Allah estará enojado con él.

Allah es el poderoso, él es el que jamás se ha atribuido un hijo, quien no tiene socio en la realeza y el que jamás tuvo un protector de la humillación, y proclama su grandeza… entonces el que cree en un igual a Allah el poderoso, el que pretende poseer incluso un grano de maíz en los cielos y las tierras, o bien un igual a Allah participando en una cosa en su reino, o bien un intercesor de Allah que intercede sin su permiso, ciertamente pensó que Allah es humilde y entonces no sabe que Allah es el poderoso, entonces el que atribuye humildad a Allah, Allah le humillará el día de la resurrección.

Allah es el arrogante, porque sus atributos son perfectos y su ser es muy alto; él solo posee el orgullo, la majestad y la perfección, en cuanto a los humanos son deficientes y el defectuoso no tiene derecho a ser arrogante, entonces el que pelea con Allah su orgullo, Allah lo romperá, lo humillará y lo deshonrará.

Allah es el que ha creado el hombre, los cielos y la tierra y lo que contienen y ha creado todo, él es el que ha dado a cada cosa su imagen existente, él es el que ha creado todos los seres y esto al crear sus almas y entonces se volvieron vivas, ellas escuchan, ven y mueven, es así que Allah se describió a sí mismo en el Corán diciendo: {Es Allah, el Creador, el Hacedor, el Formador}, entonces le corresponde al ser humano garantizar que todas sus obras y su vida sean un agradecimiento a su Señor que ha creado su cuerpo y su alma y formó su apariencia.