Un artículo breve sobre los libros de Allah el altísimo


   Entre los pilares de la fe es de creer que Allah ha hablado, que sus palabras han sido recibidas por uno entre los seres humanos, que por eso se convirtió en un profeta, luego esas palabras de Allah fueron escritas en los libros y otros, fueron llamados el libro de Allah, la palabra de Allah y otros nombres como: el Corán, la Torá, la Biblia, los Salmos y los libros de Abraham…etc, Allah todopoderoso dice: {¡Creyentes! Creed en Allah, en Su Enviado, en la Escritura que ha revelado a Su Enviado y en la Escritura que había revelado antes.} (Sura las mujeres: 136).

La fe en los libros: es de creer que proceden de Allah, que sepas a través de ellos lo que Allah quiere y lo que Allah no quiere, luego aplicarlo con el fin de obtener la felicidad en este mundo y en el más allá, por eso Allah lo ha alabado.

Entre los libros celestiales: la Tora que Allah había revelado a Moisés, que la paz sea sobre él, Allah el todopoderoso ha dicho: {Hemos revelado la Tora, que contiene Dirección y Luz.} (Sura La mesa servida: 44).

Otro ejemplo: Allah ha dicho a propósito del Evangelio, que ha revelado a Jesús que la paz sea sobre él: {Hicimos que les sucediera Jesús, hijo de María, en confirmación de lo que ya había de la Tora. Le dimos el Evangelio, que contiene Dirección y Luz,} (Sura La mesa servida: 46).

Allah el altísimo ha dicho a propósito del Corán que había revelado a Muhammad, paz sobre él: {¡Gente de la Escritura! Nuestro Enviado ha venido a vosotros, aclarándoos mucho de lo que de la Escritura habíais ocultado y revocando mucho también. Os ha venido de Allah una Luz, una Escritura clara, por medio de la cual Allah dirige a quienes buscan satisfacerle por caminos de paz y les saca, con Su permiso, de las tinieblas a la luz, y les dirige a una vía recta.} (Sura La mesa servida: 15-16}.

Todos los libros son reales, una verdad, una luz, una clarificación, una curación, una misericordia, una guía para la creación para que alcancen su felicidad en este mundo y en el más allá. Por eso Allah todopoderoso dice: {Si la gente de la Escritura creyera y temiera a Allah, les borraríamos sus malas obras y les introduciríamos en los jardines de la Delicia. Si obsevarán la Tora, el Evangelio y la Revelación que han recibido de su Señor, disfrutarían de los bienes del cielo y de la tierra. Hay entre ellos una comunidad que se mantiene moderada, pero ¡qué mal hacen muchos otros de ellos!} (Sura La mesa servida: 65-66}.

Pero estos libros celestiales han sido falsificados por criminales ya sea en el nivel de los términos o en el sentido, como lo ha dicho Allah sobre ellos: {Alteran el sentido de las palabras;} (Sura La mesa servida: 13) y ha dicho: {¡Gente de la Escritura ! Nuestro Enviado ha venido a vosotros, aclarándoos mucho de lo que de la Escritura habíais ocultado y revocando mucho también. Os ha venido de Allah una Luz, una Escritura clara,} (Sura La mesa servida: 15).

En cuanto al Corán, es el único que ha sido preservado por la preservación de Allah, en este sentido Allah todopoderoso ha dicho: {Somos Nosotros Quienes hemos revelado la Amonestación y somos Nosotros sus custodios.} (Sura Al hichr: 9), el hecho que el libro ha sido preservado; entonces es el libro dominante sobre todos los libros celestiales que lo precedieron, como lo ha dicho Allah todopoderoso: {Te hemos revelado la Escritura con la Verdad, en confirmación y como custodia de lo que ya había de la Escritura.} (Sura La mesa servida: 48), y también ya que el Corán es el último libro, es el mejor para la humanidad hasta el fin de los tiempos, lo que indica que también es válido para la gente de esa época.

Por eso, encontraréis que los libros celestiales difieren en ciertas cosas y en ciertos detalles, como en la manera de orar y la manera de dar la limosna, porque Allah todopoderoso ha legislado a cada pueblo lo que convenía a su situación, a su condición, y a su época, como Allah todopoderoso ha dicho: {A cada uno os hemos dado una norma y una vía.} (Sura La mesa servida: 48).

Al mismo tiempo, todos los libros concuerdan en los puntos principales como: la obligación de creer en Allah, sus ángeles, sus libros, sus mensajeros, el más allá, el destino bueno o malo, y también concuerdan en la obligación de realizer la oración, dar la limosna, el ayuno, el peregrinaje, por eso los verdaderos libros celestiales se confirman.

Aquí hay algunos versos que muestran algunas de las cosas que están de acuerdo en los libros:

{Mandamos a cada comunidad un enviado: «Servid a Allah y evitad a los taguts1».} (Sura las abejas: 36).

1todo lo que está adorado fuera de Allah

{¡Creyentes!; Se os ha prescrito el ayuno, al igual que se prescribió a los que os precedieron.} (Sura La vaca: 183).

{Y hemos establecido un ritual para cada comunidad, a fin de que invoquen el nombre de Allah sobre las reses de que Él les ha proveído.} (Sura La peregrinación: 34).

{¿No se le ha informado del contenido de las Hojas de Moisés y de Abraham, que cumplió: que nadie cargará con la carga ajena, que el hombre sólo será sancionado con arreglo a su propio esfuerzo,} (Sura La Estrella: 36-39).

{Muhammad es el Enviado de Allah. Quienes están con él son severos con los infieles y cariñosos entre sí. Se les ve inclinados o prosternados, buscando favor de Allah y satisfacerle. Se les nota en el rostro que se prosternan. Tal es su imagen en la Tora. Y en el Evangelio se les compara con la semilla que, habiendo germinado, fortifica su brote y éste crece y se yergue en el tallo, constituyendo la alegría del sembrador, para terminar irritando a los infieles por su medio. A quienes de ellos crean y obren bien, Allah les ha prometido perdón y una magnífica recompensa.} (Sura La Victoria: 29).

{Allah ha comprado a los creyentes sus personas y su hacienda, ofreciédoles, a cambio, el Jardín. Combaten por Allah: matan o les matan. Es una promesa que Le obliga, verdad, contenida en la Tora. en el Evangelio y en el Corán. Y ؟quién respeta mejor su alianza que Allah? ¡Regocijaos por el trato que habéis cerrado con Él! ¡Ése es el éxito grandioso!} (Sura El arrepentimiento: 111).

{Hemos escrito en los Salmos, después de la Amonestación, que la tierra la heredarán Mis siervos justos.} (Sura Los profetas: 105).