Los libros cristianos testifican que el Mesías es el mensajero de Allah


   Durante la lectura de varios escritos del Evangelio y los que ellos utilizan como pruebas que el Mesías es el "hijo de Allah", no se encuentra lo que indica y lo que demuestra que es el señor o bien el hijo de Allah.

Lo que lleva a decir esta palabra que sigue:

Primero: durante la lectura de algunas versiones del Evangelio, podemos notar que hay una palabra que se repite de la boca de Jesús, paz sobre él, que es: "mi padre", "el padre", "mi viejo"…

Si decís que estas palabras del Mesías demuestran que es el "hijo de Allah"

La respuesta es: si el Evangelio que ha sido revelado con estas palabras nunca ha sido cambiado, podemos sin embargo decir que está permitido   lingüísticamente llamar el aliado más cercano (el que recibe los beneficios) "un hijo", ya que Allah os ha llamado a todos "hijos", mientras que no tenéis el mismo estatuto que él, entre esto: lo que Allah había dicho a Israel en el éxodo (4/22-23): " Entonces dirás a Faraón: "Así dice el Señor: "Israel es mi hijo, mi primogénito. Y te he dicho: "Deja ir a mi hijo para que me sirva", pero te has negado a dejarlo ir. He aquí, mataré a tu hijo, a tu primogénito"

También había llamado a los apóstoles "hijos de Allah", como se indicó en el Evangelio según Mateo (5/45): "para que seáis hijos de vuestro Padre que está en los cielos…"

También observamos en el Evangelio según San Juan (20/17): "Jesús le dijo: No me toques, porque aún no he subido a mi Padre; pero ve a mis hermanos y diles: Subo a mi Padre y a vuestro Padre, a mi Dios y a vuestro Dios".

Medita sobre la palabra del Mesías, paz sobre él: "a mi dios y a vuestro Dios"

También descubrimos en el Evangelio según San Juan (8/38): "Yo hablo lo que he visto cerca del Padre; y vosotros hacéis lo que habéis oído cerca de vuestro padre".

Si vosotros pretendéis que el Mesías ha merecido ser una divinidad porque lo nombró "hijo", nos comprometemos a esto y testificamos que todos los que él había llamado "hijo" son divinidades, sino ¿Cuál sería la diferencia?

Segundo: en cambio, lo que fue citado en el Evangelio según San Juan (10/30): "Yo y el Padre somos uno"

En cuanto al sentido de su palabra: "Yo y el Padre somos uno": quiere decir que la aceptación de mis órdenes equivale a aceptar los órdenes de Allah, como diría el mensajero de una persona: "yo y el que me ha enviado, somos una persona", como diría también el mandatario: "yo y el que me había encargado somos una sola persona" porque ejerce lo que su estatuto le otorga, y ejerce en su nombre sobre lo cual le había encargado, también es su portavoz y reclama sus derechos.

Además, su palabra en el Evangelio según San Juan (14/9): "El que me ha visto a mí, ha visto al Padre", quiere decir que el que ha visto los actos que yo muestro, él ha visto en efecto los actos de mi padre. Él afirma aquí que la unión no quiere decir que esta persona es ella misma Allah-Allah está exento de todo esto-, pero en realidad una metáfora, lo siguiente va a aclarar esto:

Este término que había utilizado el Mesías, paz sobre él, hablando de él, que con el padre forman solo "uno", es el mismo que él había utilizado con sus apóstoles cuando él ha dicho en el Evangelio según Juan (17/20-23): "Mas no ruego solamente por éstos, sino también por los que han de creer en mí por la palabra de ellos, para que todos sean uno; como tú, oh Padre, en mí, y yo en ti, que también ellos sean uno en nosotros; para que el mundo crea que tú me enviaste. La gloria que me diste, yo les he dado, para que sean uno, así como nosotros somos uno. Yo en ellos, y tú en mí, para que sean perfectos en unidad".

Entonces la unión aquí no es en el sentido literal, es decir la superposición real de los seres y que se resume en un estado de fusión, sino más bien una unión metafórica que quiere decir una unión de objetivos, de negocios y de voluntades, esto aparece claramente en su palabra: " para que sean uno, así como nosotros somos uno. Yo en ellos, y tú en mí, para que sean perfectos en unidad".

Lo que demuestra esto es que: si una persona tenía un amigo que está plenamente de acuerdo con él en sus objetivos y su voluntad al punto en que él ama lo que ama, odia lo que odia y detesta lo que detesta, está autorizada a decir: yo y mi amigo somos "uno".

Tercero: si el Mesías, paz sobre él, como lo dicen fuera una divinidad, él habría expresado y mencionado claramente que es una divinidad como él había expresado claramente que era un siervo, pero él no lo había mencionado ni lo ha pretendido, ni había llamado a la gente a esto, ni los libros proféticos antes de él lo habían pretendido, ni los libros de sus apóstoles, ni esto había sido informado por ellos, ni ha sido señalado en las palabras de Gabriel que había transmitido a María, ni en las palabras de Juan el Bautista. Lo que demuestra lo siguiente: descubrimos en el Evangelio según Juan (8/28): " Les dijo, pues, Jesús: Cuando hayáis levantado al Hijo del Hombre, entonces sabréis que yo soy, y que nada hago por mí mismo, sino que, como el Padre me enseñó, así hablo".

Entonces él había admitido que nunca hace algo por sí mismo y solo dice lo que Allah le había enseñado, esto es una prueba que es un ser humano que ha sido creado y que ha recibido la enseñanza de Allah, ya que es un profeta mensajero de Allah.

También descubrimos que el Mesías, paz sobre él, había dicho a sus apóstoles, como en el Evangelio de San Marcos (9/37): " "El que recibe a un niño como éste en mi nombre, me recibe a mí; y el que me recibe, no me recibe a mí, sino al que me ha enviado".

Él había aclarado aquí que es un profeta y mensajero y que su relación con Allah es la misma que la suya.

El apóstol Mateo había dicho en su Evangelio citando al Mesías la profecía de Isaías, como en el libro de Isaías (42/1): " He aquí mi siervo, yo le sostendré; mi escogido, en quien mi alma tiene contentamiento; he puesto sobre él mi Espíritu; él traerá justicia a las naciones".

No necesitamos pruebas más claras que estas palabras, entonces Allah había aclarado su estatuto y lo llamó "siervo", y había mencionado que él pone su espíritu sobre él, y con que le sostendrá, como había sostenido a todos los profetas con su espíritu.

Simón Pedro, uno de los mayores apóstoles, había dicho en el segundo capítulo de sus relatos en el libro de los actos de los apóstoles (2-22): " Varones israelitas, oíd estas palabras: Jesús nazareno, varón aprobado por Dios entre vosotros con las maravillas, prodigios y señales que Dios hizo entre vosotros por medio de él, como vosotros mismos sabéis".

Qué testimonio más claro y más evidente que esta palabra, lo que es más está considerado entre los mayores apóstoles, entonces él informa que el Mesías es un hombre, enviado por Allah y que los milagros ocurridos y ejecutados por el Mesías proceden de Allah.

David había dicho, dirigiéndose a Allah y elogiando el Mesías como en el libro de los salmos de su zabur (8/4-5): " ¿Qué es el hombre, para que en él pienses?
¿Qué es el ser humano, para que lo tomes en cuenta?» Pues lo hiciste poco menos que un dios, y lo coronaste de gloria y de honra".

También él ha dicho en el libro de los salmos (2/7-8): " Ciertamente anunciaré el decreto del Señor que me dijo: "Mi Hijo eres tú, yo te he engendrado hoy. 

Pídeme, y te daré las naciones como herencia tuya, y como posesión tuya los confines de la tierra".

Su palabra "te he engendrado" es una prueba que es una entidad "nueva" y no "antigua", y cualquier entidad nueva quiere decir que es una cosa creada, luego él ha afirmado esto al decir "hoy", este periodo de tiempo que es en este caso el periodo de su nacimiento aleja cualquier sospecha que él existía antes de este tiempo, por fin su palabra "pídeme y te daré", demuestra que él necesita pedir y que no está exento de donaciones.

En cuarto lugar: si el Mesías era el hijo de Allah, o bien una divinidad, ¿por qué sus apóstoles lo llaman (profesor)? ¿por qué lo llaman así? ¿por qué el Mesías acepta esto?

Observa los apóstoles del Mesías, paz sobre él, como le llamaban, vemos esto en el Evangelio según San Juan (4/31): " Mientras tanto, sus discípulos le insistían: Rabí, come algo".

También vemos en el Evangelio según San Mateo (22/16): " Enviaron a sus discípulos, junto con los herodianos, a decirle: «Maestro, sabemos que eres amante de la verdad, y que enseñas con verdad el camino de Dios; sabemos también que no permites que nadie influya en ti, ni te dejas llevar por las apariencias humanas".

Vemos también esto en el Evangelio según San Juan (3/2): " Este vino a Jesús de noche, y le dijo: Rabí, sabemos que has venido de Dios como maestro; porque nadie puede hacer estas señales que tú haces, si no está Dios con él".

Vemos también en el Evangelio según San Mateo (9/11-13): " "Los fariseos, al ver esto, decían a los discípulos: «¿Cómo es que su Maestro come con cobradores de impuestos y pecadores? "Jesús los oyó y dijo: «No es la gente sana la que necesita médico, sino los enfermos. "Vayan y aprendan lo que significa esta palabra de Dios: Me gusta la misericordia más que las ofrendas. Pues no he venido a llamar a los justos, sino a los pecadores". 

Medita sobre este escrito cuando les dijo al final: " Pues no he venido a llamar a los justos, sino a los pecadores", lo que significa: que vino a llamar al los que hacen pecados para que se arrepientan, y no dice que vino para sacrificarlos.

Yo termino con dos conclusiones:

La primera es que: si una persona se preguntaba diciendo: ¿Cuál es el objetivo de todo esto? Que sea el hijo de Allah o bien una divinidad. ¿Qué sería el perjuicio? ¿Cuál es el problema?

La respuesta:

Una de las cosas que enoja más a Allah y que es punible con el castigo más severo es de atribuirlo un socio, porque este socio posee defectos en todos los aspectos mientras que Allah es el perfecto en todos los sentidos, la peor de las injusticias y de las mentiras es equiparlos.

La segunda es que: soy musulmán… creo que el Mesías, paz sobre él, es un profeta noble… entre los mejores mensajeros. Allah lo ha creado sin descendencia, esto demuestra la capacidad del muy potente, como también había creado a Adán sin descendencia. Como creo también que Allah lo ha enviado con el fin de llamar la gente a adorar a Allah solo y no asociarle.

Entonces el Mesías, paz sobre él, había cumplido esta adoración como el Señor le ha ordenado, fue mencionado en el Evangelio según Lucas (6/12): " En esos días El se fue al monte a orar, y pasó toda la noche en oración a Dios".

Deseo el bien a todos los cristianos del mundo… por eso espero que leeréis estos nobles versos del Corán mientras meditáis:

Allah ha dicho en el noble Corán: {" ¡Gente de la Escritura! ¡No exageréis en vuestra religión! ¡No digáis de Allah sino la verdad: que el Ungido, Jesús, hijo de María, es solamente el enviado de Allah y Su Palabra, que Él ha comunicado a María, y un espíritu que procede de Él! ¡Creed, pues, en Allah y en Sus enviados! ¡No digáis "Tres'! ¡Basta ya, será mejor para vosotros! Allah es sólo un Dios Uno. ¡Gloria a Él Tener un hijo...Suyo es lo que está en los cielos y en la tierra... ¡Allah basta como protector!} [Las mujeres: 171].

Preparación: Mout'ab al Harithi