Preguntas a los cristianos con respecto a la crucifixión y a la redención


 En EL ISLAM, si un ser humano comete un pecado, él solo será responsable de ese acto y nadie asumirá la responsabilidad de este pecado en su lugar ni puede ser culpado por eso. En el Corán está escrito: "Nadie cargará con la carga ajena. Y si alguien, abrumado por su carga, pide ayuda a otro, no se le ayudará nada, aunque sea pariente" [Sura Fatir:18]. Es responsabilidad del pecador pedir perdón a Allah por el pecado cometido y arrepentirse a él. Allah le ha prometido el perdón si se trata de esto y dice en el Corán: "Yo soy, ciertamente, indulgente con quien se arrepiente, cree, obra bien y, luego, se deja dirigir bien." [Sura Ta-ha: 82]. Por ejemplo, esto es lo que ocurrió con el padre de la humanidad Adán- que el saludo sea sobre él-, cuando desobedeció a su Señor comiendo del árbol que le había sido prohibido por Allah, luego se arrepintió de su pecado, Allah aceptó su arrepentimiento, mejor aún hizo de él un elegido. Allah dice en el Corán: "Adán desobedeció a su Señor y se descarrió. Luego, su Señor le escogió, le perdonó y le puso en la buena dirección" [Sura Ta-ha: 121-122]. Así, ha sido absuelto de todo pecado sin necesitar el sacrificio de otra persona.

Sin embargo, en el cristianismo, el pecado cometido por Adán- que el saludo sea sobre él-, aún más, los pecados de todos los cristianos son sufragados por el Cristo- que el saludo sea sobre él-, que murió crucificado con el fin de expiar los pecados de todos los cristianos.

Teniendo en cuenta la importancia de la crucifixión y de la redención en la creencia cristiana, invitamos a todos los cristianos a meditar extensamente sobre varias preguntas mostrando la verdad y clarificando el camino recto que llevara el ser humano hacia la bendición de Allah.

Esas preguntas fueron escritas por el doctor Mouhammed Jamil Ghazi- que Allah le conceda misericordia- en el libro titulado "Debate entre el Islam y el Cristianismo" (1/161) aquí está el enunciado de las preguntas:

1- Los cristianos afirman que la crucifixión del Cristo tenía la finalidad de construir la justicia y la misericordia en la tierra. Sin embargo, ¿qué justicia y qué clemencia habría a crucificar y a torturar un inocente? Si responden que él había aceptado eso, les diremos que el que corta su mano, mortifica su cuerpo o se suicida, es un pecador, aunque lo haga por su propia voluntad.

2- Si el Cristo es el hijo de Allah, ¿Dónde están el amor paternal y la misericordia mientras que el hijo único sufre, sin culpa, todo tipo de tortura: la crucifixión al clavarle las manos?

3- ¿Cómo los cristianos pueden pensar que Allah- que sea alabado- puede hacer bajar el castigo humillante sobre la gente, mientras que Allah- el que está llamado el Padre y que designan como: Allah el amor, Allah la misericordia- es conocido por su gran Perdón y su gran Misericordia?

4- ¿Quién ha presionado a Allah- que sea alabado- y le ha obligado a comprometerse a ser justo y misericordioso, y a buscar la manera de conciliar entre ambos, haciendo bajar su único hijo en forma humana, con el fin de crucificarlo, para expiar el pecado de Adán?

5- Los cristianos afirman que los descendientes de Adán deben ser castigados a causa del pecado de su padre. Ahora bien, ¿En qué legislación los nietos deben pagar los errores de sus antepasados? Sobre todo, porque el libro sagrado estipula claramente que: "los padres no morirán por los hijos, ni los hijos por los padres; cada uno morirá por su pecado" (Deuteronomio 24:16).

6- Si la crucifixión del Cristo es el acto adecuado a esta situación, ¿Por qué los cristianos odian a los judíos y les consideran como pecadores, agresores de Jesús (Issa)?

Los judíos- específicamente Judas Iscariote-, eran según la comprensión cristiana de la crucifixión del Cristo, los que más adoraban a Allah. En efecto, no hicieron más que ejecutar la voluntad de Allah, cuya sentencia era la crucifixión de su hijo. Entonces no eran más que el instrumento utilizado para cometer ese acto.

7- ¿El descenso del hijo de Allah y su crucifixión para expiar los pecados de la humanidad eran necesarios, o bien había otros medios permitiendo obtener el perdón de Allah?

¿Qué dicen los cristianos en respuesta a esa pregunta? El escritor cristiano, el sacerdote Paul Sabat escribió:

"La encarnación del Verbo Divino no era necesaria para salvar la humanidad, teniendo en cuenta la fuerza divina que supera los límites del entendimiento", luego siguió y mencionó la justificación de la elección del Verbo Divino con el fin de expiar los pecados de la humanidad: "a pesar de los medios que Allah posee para absolver y salvar los humanos de la perdición, resultante de sus errores y su desobediencia al orden divino, Allah- que sea alabado- quiso que el sacrificio se haga con lo más preciado que tenía, con el fin de mostrar su deseo ardiente de ver su intención concretizada lo antes posible".

Ahora bien, el medio más simple que Allah- el todopoderoso- posee, si utilizamos el lenguaje de este sacerdote, es que diga: "¡Oh Adán! Yo te perdono". Esto está mencionado en el Sagrado Corán de este modo: "Adán recibió palabras de su Señor y éste se volvió a él. Él es el Indulgente, el Misericordioso".

Gritamos en la cara de este pastor para decirle: no es razonable hacer un sacrificio a costa de un dinar cuando podemos hacerlo a un precio reducido. También hay otra respuesta a esa pregunta aportada por otro escritor cristiano, el padre Paul Alyafi que dice:

"no cabe duda de que Cristo tenía la posibilidad de expiar los pecados de la humanidad y de reconciliarles con su Padre mediante una sola palabra o bien una simple prosternación, en nombre de todos los seres humanos en dirección a su Padre celeste. Pero él prefirió sufrir, no porque era masoquista o que su Padre era un opresor animado por la visión de sangre, especialmente la de su hijo único, porque Allah no es cruel e injusto, pero porque el Dios hijo quería con Allah el padre dar a la gente un ejemplo inmortal del amor que quedaba eterno y para empujarlos a arrepentirse de todos los pecados que habían cometido y animarles a intercambiar el amor con Allah.

Una vez más, gritamos en la cara de este escritor confirmándole que: si bien describió el mal con precisión cuando evocó la sangre y la crueldad, por desgracia cuando empezó a hablar del remedio dio un paso en falso y cayó para decir solamente palabras insignificantes desprovistos de significado.

8- Volvemos al sacerdote Paul Sabat, preguntándole como lo había hecho: si el Verbo Divino se encarnó para borrar el pecado original, ¿qué hacer para los pecados cometidos después? El escritor respondió como sigue:

" Si la gente reincide los pecados, deberá asumir la responsabilidad, porque había preferido voluntariamente la oscuridad a la luz".

Por consiguiente, un solo pecado ha sido borrado, mientras millones de otros aún persisten. Sin embargo, la gente será juzgada por lo que había cometido y algunos de sus pecados son peores que la desobediencia de Adán al Señor. Algunas personas habían negado la existencia de Allah, otros lo habían despreciado y se burlaron de su infierno y de su paraíso. ¿Por qué hubo la encarnación para un solo pecado cometido, mientras que muchos errores aún más graves han sido desatendidos después de él?

9- ¿La justicia de Allah estaba ausente desde el error de Adán hasta la crucifixión de Cristo? ¿Debemos entender que Allah- que sea alabado- quedó indeciso entre la justicia y la misericordia durante miles de años, hasta que Cristo, desde hace dos mil años, aceptó crucificarse para el pecado de Adán?

10- La obligación está hecha, como en todas las leyes, que el castigo sea adecuado al delito. ¿Podríamos hablar de cualquiera adecuación entre la crucifixión de Cristo y el pecado cometido por Adán?   

11- El pecado cometido por Adán consiste solamente en haber comido del árbol que le había sido prohibido, y por el que Allah le castigó- como fue reconocido por los cristianos y los musulmanes- expulsándole del paraíso. No hay duda de que este castigo es suficiente, porque privarlo del paraíso para hacerle vivir una vida de sufrimiento y de aflicción, es ciertamente un castigo severo. Este castigo ha sido elegido por Allah él mismo, mientras era capaz de infligirle una sentencia más dura. ¿Cómo podemos pensar que Allah había guardado rencor y permaneció enojado durante miles años hasta la crucifixión de Cristo?

12- La gente había experimentado, desde Adán hasta la era de Cristo, varias situaciones. Muchos tiranos perecieron, particularmente durante la era de Noé, durante la cual nadie sobrevivió salvo los que creyeron en él, le siguieron y subieron con él al barco. Estos últimos son de los que Allah era satisfecho. Después de todo eso, ¿podría quedar el menor rencor o el menor odio que requieran el sacrificio de Cristo para salvar la humanidad?

13- El escritor cristiano que se convierte al Islam- Abdal Ahad Daoud y que era el arzobispo de Mosul- refuta la historia de esta expiación de una forma lógica y dice: "es extraño que los cristianos creen que este secreto teológico, que es el error de Adán y la ira de Allah en contra de la humanidad que derivó de aquello, permaneció cosa secreta ignorada por todos los profetas anteriores y que la iglesia descubrió solamente después de la crucifixión del Cristo".

14- Este escritor- Abdel Ahad Daoud- dice: "lo que le llevó a dejar el cristianismo es ese problema y la prueba de su invalidación y la prueba de su invalidación cuando la iglesia le ordenó dogmas que su espíritu no pudo aceptar y que son:

-El género humano es pecador de forma categórica y merece el castigo eterno. Allah no perdonará a ningún de los pecadores que merece el infierno eterno, sin la intercesión de un intercesor.

- El intercesor debe ser un Dios perfecto y un ser humano perfecto.

Este escritor entró en un largo debate con los cristianos a causa de esos dogmas. Los cristianos piensan que el intercesor debe ser exento del pecado de Adán y consideran que es por eso que Cristo nació sin padre, para evitar de heredar el pecado de su padre.

El escritor les preguntó: "¿Cristo no había heredado una parte del pecado a través de su madre?

Respondieron: "Allah había purificado Mariam antes de que el niño sea puesto en su útero".

El escritor volvió a preguntarlos: "si Allah podía purificar así de simple, ya que purifica algunas de sus criaturas, ¿entonces por qué él no ha purificado sus criaturas del pecado de la misma manera, sin recurrir al envió de su hijo, el problema del nacimiento y la crucifixión?

Y reforzamos el debate de Abdel Ahad Daoud, en cuanto a la idea que el intercesor debe ser exento del pecado de Adán, de dónde el nacimiento de Cristo sin padre y la purificación previa de Mariam antes de que Jesús (Issa) sea puesto en su útero, necesita un largo viaje muy complicado. En efecto, hubiera sido más fácil que el hijo de Allah bajara directamente bajo la apariencia de un ser humano sin pasar por el útero y el parto.

En conclusión, hacemos las dos preguntas siguientes:

¿Todos los profetas, Noé, Abraham, Moisés, etc., estaban manchados a causa del pecado de sus padres? ¿Sería posible que Allah esté enojado con ellos y que a pesar de todo les elige con el fin de guiar a la gente hacia el camino recto?

Planteamos estas cuestiones a los cristianos para que intentan responderlas.