Una biografía del profeta Muhammad, alabanzas y saludos de Allah sobre él.


   El profeta Muhammad, alabanzas y saludos de Allah sobre él: Muhammad ibn Abdilah ibn Abdelmoutalib ibn Haachim, de la tribu árabe de Quraish, tribu que reside en La Meca, en cuanto a los árabes forman parte de los descendientes de Ismail ibn Ibrahim Al Khalil, alabanzas y saludos de Allah sobre él y sobre nuestro profeta. El profeta, alabanzas y saludos de Allah sobre él, nació en la Meca, su padre murió antes de que naciera luego su madre también cuando era niño, después de esto su abuelo lo apadrinó, más tarde su abuelo murió y era su tío Abu Taleb quien lo apadrinó después.

Al principio de su vida, el profeta, alabanzas y saludos de Allah sobre él, era un hombre honrado benefactor hacia las personas, preocupado por transmitirles el bien, por otra parte él no asistía a las cosas malas que hacía la gente de ignorancia, entre ellas la danza, la música, el consumo de alcohol, la perversión y otros, él no asistía a esto y nunca lo aprobaba, luego este profeta, alabanzas y saludos de Allah sobre él, empezó a dirigirse hacia una montaña cerca de la Meca, aterrizaba en ella y hacía adoraciones, oraciones e invocaba a Allah el todopoderoso y majestuoso durante mucho tiempo, es ahí donde la revelación descendió en esta montaña, en esta cueva que es la cueva de Hiraa, en efecto el ángel vino por parte de Allah el todopoderoso y majestuoso, sin que él, alabanzas y saludos de Allah sobre él, lo esperase.

Entonces él fue sorprendido por el descenso del ángel, entonces el ángel le dijo: "lee"... "lee", el profeta, alabanzas y saludos de Allah sobre él, no sabía leer ni escribir, y todo esto por una sabiduría que solo Allah puede conocer, el profeta, alabanzas y saludos de Allah sobre él, dijo entonces: "no sé leer", entonces el ángel lo apretó luego lo liberó y le dijo otra vez: "lee", el profeta, alabanzas y saludos de Allah sobre él, respondió otra vez: "no sé leer", el ángel lo apretó otra vez hasta que sea agotado, luego le dijo: "lee", el profeta, alabanzas y saludos de Allah sobre él, respondió otra vez: "no sé leer", ahí es donde el ángel le dijo: {¡Recita en el nombre de tu Señor, Que ha creado, ha creado al hombre de sangre coagulada! ¡Recita! Tu Señor es el Munífico, que ha enseñado el uso del cálamo, ha enseñado al hombre lo que no sabía.} [Al 'alaq: 1-5].

El profeta, alabanzas y saludos de Allah sobre él, regresó con sus versículos cerca de su mujer Khadija temblando de miedo y diciendo: "cubridme, cubridme" entonces Khadija lo abrazó y le dijo: "alégrate oh hijo de mi hermano, por Allah, Allah jamás te deshonrará, construyes lazos familiares, cuidas a los invitados, ayudas en los momentos de calamidad y te haces cargo de las dificultades de la gente", luego le llevó a ver un hombre cristiano en la Meca que se llama Waraqa ibn Nawfal y le informó de lo que ha visto, el profeta, alabanzas y saludos de Allah sobre él, teniendo miedo con respecto a lo que ha vivido, entonces Waraqa ibn Nawfal le dijo: "es lo que se reveló a Moisés, paz sobre él, es Gabriel y tu eres un profeta, si solo estuviera vivo cuando tu pueblo te echará, yo te apoyaré con firmeza", el profeta, alabanzas y saludos de Allah sobre él, le dijo: "¿mi pueblo me echará de mi país?" entonces él le respondió: "Si, no hay un hombre que vino con lo que tu trajiste sin que sea combatido y considerado como enemigo, si alcanzo esta época yo te apoyaré con firmeza".

Es así que la revelación empezó a bajar sobre el mensajero, alabanzas y saludos de Allah sobre él, poco a poco, se quedó en La Meca durante trece años mientras llamaba la gente al sendero de Allah y sufría su daño, su rechazo, su calumnia, su burla, su obstinación, incluso hay entre ellos que caminaban hacia él, mientras él estaba en postración, y ponían suciedad en su espalda, entre ellos el que escupía en su cara, el que echaba arena sobre su cabeza, otros que le infligían varios daños, como respuesta a todo esto él esperaba, hasta que Allah le conceda la autorización para emigrar a Medina.

El profeta, alabanzas y saludos de Allah sobre él, emigró trece años después del inicio de su misión, allá los creyentes lo acogieron, se quedó en Medina diez años mientras llamaba la gente al sendero de Allah, el todopoderoso y majestuoso, la gente de Medina creyó en él excepto los judíos y los hipócritas, el islam empezó a propagarse en todos los rincones de la península arábica, luego el profeta, alabanzas y saludos de Allah sobre él, empezó a enfrentar los infieles y los asociadores, que le han combatido y le han hecho daño, por combates y guerras hasta que la gente pueda conocer la verdad y aceptar la religión sin que nadie pueda detenerlos o presionarlos para que la dejen, entonces él ha combatido los asociadores mediante muchas batallas, entre ellas: la batalla de Badr, la batalla de Uhud, la batalla de las trincheras, la batalla de la coalición, la conquista de La Meca y otros entre ellas, la victoria estaba de su lado en la mayoría de las batallas excepto la de uhud, porque algunos de sus compañeros han desobedecido su orden, Allah el todopoderoso y majestuoso, por consiguiente les derrotó, esto como lección para que obedezcan a Allah y a su mensajero, alabanzas y saludos de Allah sobre él.

Antes de morir, alabanzas y saludos de Allah sobre él, toda la península arábica se sometió al islam, incluso empezó a propagarse fuera de la península, después sus compañeros han seguido en la predicación y las conquistas, hasta que la mayoría de las regiones en su época fuesen sometidos a ellos.

Lo primero que se ve es que el profeta, alabanzas y saludos de Allah sobre él, no pedía nada de todo esto por su propia cuenta, al contrario era un hombre modesto, lejos de la simulación y del orgullo, modesto, simple y cerca de la gente, cuando Abdulah ibn Salam lo vio -cuando era judío- ha dicho: "cuando lo vi, supe que su cara no era la de un mentiroso", un día un beduino vino a ver el profeta, alabanzas y saludos de Allah sobre él, ya que lo vio él temblaba de admiración y de respeto para el mensajero, alabanzas y saludos de Allah sobre él, entonces el profeta le dijo: "despacio, solo estoy el hijo de una mujer que comía carne seca en la Meca".

También él bromeaba con sus compañeros y hablaba con ellos, además él odiaba toda apariencia arrogante, vanidosa y orgullosa, además jamás había reclamado una cosa que no le pertenecía, por lo contrario, encontramos en el noble Corán que Allah el todopoderoso y majestuoso ha dicho a su mensajero, alabanzas y saludos de Allah sobre él: {Di: «Yo no pretendo poseer los tesoros de Allah, ni conozco lo oculto, ni pretendo ser un ángel} [Al An'am: 50], y otros entre los versos donde el mas alto dice: {Di: «Yo soy sólo un mortal como vosotros, a quien se ha revelado que vuestro Dios es un Dios Uno} [Al Kahf: 110], el mensajero, alabanzas y saludos de Allah sobre él, era un ser humano y un mensajero, él llamaba la gente a su Señor, él daba a la gente y no tomaba nada, fue un gran benefactor y fue amable con ellos, por ejemplo él daba a una sola persona entre ellos ciento camellos, o bien ovejas hasta el horizonte, o bien una gran cantidad de oro o de plata, él no tamaba nada de esto, cuando murió, alabanzas y saludos de Allah sobre él, su escudo era empeñado a un hombre judío, en contrapartida de una deuda con este hombre judio.

Este profeta que Allah, que sea bendito y el más alto, había elegido como profeta no solamente para los árabes pero para la totalidad de los seres humanos desde su venida, y esto hasta el fin del tiempo, es imposible que una persona entre en el paraíso sin creer a este profeta después de su llegada, alabanzas y saludos de Allah sobre él……….

Elección y coordinación: Mout'aab  Al Harithi