ENTRE LOS MANDAMIENTOS DEL NOBLE CORAN: LOS DIEZ MANDAMIENTOS


 

قال الله تعالى في سورة الأنعام :

قُلْ تَعَالَوْا أَتْلُ مَا حَرَّمَ رَبُّكُمْ عَلَيْكُمْ أَلَّا تُشْرِكُوا بِهِ شَيْئًا وَبِالْوَالِدَيْنِ إِحْسَانًا وَلَا تَقْتُلُوا أَوْلَادَكُمْ مِنْ إِمْلَاقٍ نَحْنُ نَرْزُقُكُمْ وَإِيَّاهُمْ وَلَا تَقْرَبُوا الْفَوَاحِشَ مَا ظَهَرَ مِنْهَا وَمَا بَطَنَ وَلَا تَقْتُلُوا النَّفْسَ الَّتِي حَرَّمَ اللَّهُ إِلَّا بِالْحَقِّ ذَلِكُمْ وَصَّاكُمْ بِهِ لَعَلَّكُمْ تَعْقِلُونَ (151) وَلَا تَقْرَبُوا مَالَ الْيَتِيمِ إِلَّا بِالَّتِي هِيَ أَحْسَنُ حَتَّى يَبْلُغَ أَشُدَّهُ وَأَوْفُوا الْكَيْلَ وَالْمِيزَانَ بِالْقِسْطِ لَا نُكَلِّفُ نَفْسًا إِلَّا وُسْعَهَا وَإِذَا قُلْتُمْ فَاعْدِلُوا وَلَوْ كَانَ ذَا قُرْبَى وَبِعَهْدِ اللَّهِ أَوْفُوا ذَلِكُمْ وَصَّاكُمْ بِهِ لَعَلَّكُمْ تَذَكَّرُونَ (152) وَأَنَّ هَذَا صِرَاطِي مُسْتَقِيمًا فَاتَّبِعُوهُ وَلَا تَتَّبِعُوا السُّبُلَ فَتَفَرَّقَ بِكُمْ عَنْ سَبِيلِهِ ذَلِكُمْ وَصَّاكُمْ بِهِ لَعَلَّكُمْ تَتَّقُونَ (153)}

Allah el más alto ha dicho en la sura "los rebaños":

"Di: "¡Venid, que os recitaré lo que vuestro Señor os ha prohibido: que Le asociéis nada!, Sed buenos con vuestros padres, no matéis a vuestros hijos por miedo de empobreceros -ya os proveeremos Nosotros, y a ellos, -alejaos de las deshonestidades, públicas o secretas, no matéis a nadie que Allah haya prohibido, sino con justo motivo. ¡Esto os ha ordenado él! Quizás, así, razonéis" (151). "¡No toquéis la hacienda del huérfano, sino de manera conveniente, hasta que alcance la madurez! ¡Dad con equidad la medida y el peso justos! No pedimos a nadie sino según sus posibilidades. ¡Sed justos cuando declaréis, aun si se trata de un pariente! ¡Sed fieles a la alianza con Allah! Esto os ha ordenado él. Quizás, así os dejéis amonestar" (152). "Y: "ésta es mi vía, recta. Seguidla, pues, y no sigáis otros caminos, que os desviarán de Su camino. Esto os ha ordenado él. Quizás, así temáis a Allah" (153).

 

Allah el más alto ha dicho a su profeta- alabanzas y saludos de Allah sobre él- y a cada persona que llama al camino de Allah: {Di} a toda la gente {¡Venid, que os recitaré lo que vuestro Señor os ha prohibido}, una prohibición general incluyendo toda la gente y agrupando todas las prohibiciones entre las bebidas, las comidas, las palabras y los actos.

Los diez mandamientos son:

El primer mandamiento: {que le asociéis nada}

Que sea mucho o poco, y la realidad de la asociación a Allah es: el hecho de adorar a una criatura como adoraríamos a Allah, o alabarla como alabaríamos a Allah, o que le concedemos una de las particularidades del señorío o de la adoración, si el siervo de Allah abandona la asociación en todas sus formas se convierte en un adepto de la unicidad (un mouwahhid), se vuelve sincero hacia Allah en todos sus estados, esto es el derecho de Allah sobre sus siervos, que le adoran sin asociarle nada. El que afirma que Allah tiene un socio, es cierto que que había disminuido la realeza de Allah, su gloria y su dominación, por otro lado, el que no asocia nada a Allah, por cierto, ha creído que Allah es el único, el rey, el dominante, el que está glorificado, Allah el más alto ha dicho: "Di: "Mostradme lo que le habéis agregado como asociados. Pero ¡no! Él es Allah, el Poderoso, el Sabio"" {Saba: 27}.

El segundo mandamiento: {Sed buenos con vuestros padres}

Allah el más alto y sublime había empezado por el derecho más importante después de su derecho, que es el derecho de los padres. Entonces él había ordenado de ser bueno con ellos al tener buenas y nobles palabras, y al tener actos bonitos y recomendados, entonces cada palabra y acto que contribuyen a conseguir un beneficio para los padres o bien a traerles alegría, se reconocerá como la beneficencia, además esa beneficencia excluye la ingratitud con ellos, entonces feliz será el que es devoto con sus padres y pobre de aquello que es ingrato con ellos.

El tercer mandamiento: {no matéis a vuestros hijos}

Que sean niños o niñas {por miedo de empobreceros} es decir: a causa de la pobreza y debido al hecho que carecéis de recursos para proveer a sus necesidades, como fue el caso en la época del ante islam inhumano e injusto, y por lo tanto si está prohibido matarlos en tal circunstancia, mientras son sus hijos, matarlos sin razón, o bien el hecho de matar otros niños es más probable que se prohíbe.

{Ya os proveeremos nosotros y a ellos}: es decir: nos hemos prometido a atender a las necesidades de todos, entonces no sois vos los que atendéis a las necesidades de vuestros hijos, ni a vuestras necesidades, entonces ellos no constituyen ninguna restricción para vosotros.

El cuarto mandamiento: {alejaos de las deshonestidades}

Se trata de los grandes pecados obscenos, {públicas o secretas} es decir: alejaos de lo visible o lo que está oculto entre éstos, y la prohibición de acercarse de las deshonestidades es más importante que la prohibición del hecho de hacerlos, porque esto incluye la prohibición de las causas y los medios que llevan a estos grandes pecados.

Quinto mandamiento: {no matéis a nadie que Allah haya prohibido sino con justo motivo}

Se trata de la vida del musulmán, que sea un hombre o una mujer, pequeño o grande, piadoso o perverso, e incluso el ateo bajo la protección de un pacto y de un acuerdo {sino con justo motivo} como el marido o la mujer que cometen adulterio, la ley del talión y el que renuncia a su religión y se aparta de la comunidad {esto} todo lo que ha sido mencionado {os ha ordenado él, quizás así razonéis} los mandamientos que proceden de Allah, luego los grabáis en vuestras memorias, después los tenéis en cuenta y los aplicáis, el verso nos demuestra que según la comprensión del siervo dependerá la aplicación de lo que Allah le había ordenado.

El sexto mandamiento: {no toquéis la hacienda del huérfano}

Al consumirla o bien al efectuar un intercambio en su perjuicio, o hacerla suya sin razón {sino de manera conveniente} es decir: salvo cuando será utilizada para fructificarla y que esto les será beneficioso, entonces esto demuestra que está prohibido de acercarse a ella o de utilizarla de una forma que dañaría a los huérfanos, o incluso utilizarla de una forma donde no habría ni pérdida ni ganancia {hasta que alcance} es decir el huérfano {la madurez} es decir: hasta que alcance la edad de la pubertad y que sea maduro, y que sepa gestionar, por tanto que había alcanzado la mayoría, en ese momento le devolvemos sus bienes y él los usa como le parece bien.

El séptimo mandamiento: {dad con equidad la medida y el peso justos}

Es decir, con equidad y exactitud completa y si haríais el esfuerzo en este sentido entonces {no pedimos a nadie sino según sus posibilidades} es decir: en la medida de sus capacidades sin forzarlo, entonces el que hace un esfuerzo para ser justo y equitativo en las medidas y el balance y luego comete un error sin que haya un exceso por su parte y sin que lo sepa, entonces Allah es perdonador y es clemente.

Con ese verso y otros semejantes, los sabios demuestran que Allah nunca impone a una persona lo que no es en su capacidad, y el que había temido a Allah a través de sus mandamientos, y ha hecho lo que había podido a través de este acto no será culpado para el resto.

El octavo mandamiento: {sed justos cuando declaréis, aun si se trata de un pariente}

Una palabra con el fin de juzgar entre la gente, decidir entre la gente, que pronunciáis en lo que se refiere a palabras o situaciones {sed justos} en vuestras palabras haciendo uso de la verdad sobre quien apreciáis y quien no apreciáis y dando muestras de una equidad y al no ocultar lo que debe ser revelado, porque inclinarse por el lado de el que apreciamos en detrimento del que no apreciamos criticándole o criticando sus palabras forma parte de la injusticia prohibida.

Además, los sabios han mencionado que el juez se debe ser justo y equitativo entre las dos partes enfrentadas en lo que se refiere a sus observaciones y en sus palabras.

El noveno mandamiento: {sed fieles a la alianza con Allah}

Esto incluye el compromiso que los siervos tienen hacia Allah en lo que se refiere a sus derechos aplicándoles y cumpliéndoles e incluye también los compromisos que los siervos contraen a través de los contratos que unen los unos a los otros. Todos esos compromisos deben ser cumplidos y está prohibido suprimirlos o no respetarlos.

 {Esto} las leyes mencionadas anteriormente, {os ha ordenado él, quizás, así, os dejéis amonestar} lo que os había clarificado entre las leyes y que ejecutéis realmente sus mandamientos, y que sepáis lo que contienen como sabidurías y leyes.

Por lo tanto, que había explicado una gran parte de los grandes mandamientos y las legislaciones importantes, él les ha señalado y luego ha señalado lo que es más general que esos mandamientos diciendo en el décimo mandamiento {y: ésta es mi vía, recta. Seguidla, pues}.

Es decir, esas leyes y las que son parecidas a ellas, entre las que Allah había notificado en su libro, y había aclarado a sus siervos, el camino de Allah que le lleva a él y en su casa noble, un camino moderado, fácil y conciso.

{Seguidla, pues} para que gocéis del éxito y del logro, y que alcanzáis las esperanzas y las alegrías, {y no sigáis otros caminos} es decir las vías que son contrarias a ese camino, {que os desviarán de Su camino} es decir que os extravían de ese camino y os dispersan a izquierda y derecha, y entonces si os extraviáis de ese camino, no hay otras vías salvo las que llevan al infierno.

{esto os ha ordenado él. Quizás, así temáis a Allah} si hacéis lo que Allah os había notificado a través de sus mandamientos teniendo la ciencia y aplicándolos, entonces seréis entre los piadosos y entre los siervos de Allah que han logrado el éxito.

Además, Allah había mencionado un solo y único camino y le había atribuido a él porque es el único camino hacia él y Allah es el que ayuda a los itinerantes para que anden por ese camino [1].

Y para concluir esa breve reseña de los diez mandamientos, ahora empezamos juntos a aplicarla en este mundo por la voluntad de Allah, después juntos recogeremos esos frutos en el paraíso.

Los diez mandamientos son:

      1- {No le asociéis nada}

No le asociéis nada entre las criaturas en su adoración, dedicaos más bien a él solo la totalidad de las adoraciones exclusivamente, como el miedo, la esperanza, las invocaciones y otros.

      2- {Sed buenos con vuestros padres}

Que seáis buenos con los padres por la bondad, las invocaciones en su favor, y muchas otras cosas en relación con la beneficencia.

     3- {no matéis a vuestros hijos por miedo de empobreceros -ya os proveeremos Nosotros, y a ellos}

No matéis a vuestros hijos debido a una pobreza que os alcanza, porque Allah provee a vuestras necesidades y las suyas.

 

    4- {-alejaos de las deshonestidades, públicas o secretas}

Alejaos de lo que es visible entre los grandes pecados y lo que está oculto.

 

    5- {no matéis a nadie que Allah haya prohibido, sino con justo motivo}

No matéis a nadie que Allah haya prohibido sino con justo motivo, y esto en el caso en que aplicamos la ley del talión sobre el asesino o un marido o una mujer que cometen adulterio, o el que renuncia al islam para entrar en la incredulidad.

 

      6- {"¡No toquéis la hacienda del huérfano, sino de manera conveniente, hasta que alcance la madurez!}

O tutores no toquéis la hacienda del huérfano salvo cuando es beneficioso para sus bienes y que saca provecho de esto, hasta que alcance la edad de la pubertad y que sea maduro, si alcanza esto entonces devolvedle sus bienes.

            7- {¡Dad con equidad la medida y el peso justos!}

Dad con equidad la medida y el peso justos, a través del cual encontramos la honestidad completa.

     8- {¡Sed justos cuando declaréis, aun si se trata de un pariente!}

Y cuando habláis aseguráis que seáis justos sin desviarse de la verdad en lo que se refiere a una información, un testimonio, un juicio o una intercesión, incluso si la persona afectada por lo que decís es un pariente, no inclinéisos por su parte abandonando la verdad.

     9- {¡Sed fieles a la alianza con Allah!}

Sed fieles al compromiso que habéis contraído respecto a Allah poniendo en práctica su legislación.

   10- {Y: "ésta es mi vía, recta. Seguidla, pues, y no sigáis otros caminos, que os desviarán de Su camino.}

Y entre los mandamientos que Allah ha ordenado es el hecho que el islam es el camino recto de Allah, entonces emprendedlo y no sigáis las vías de la pérdida, porque os dispersan y os alejan del camino recto de Allah, esa indicación al camino recto de Allah es el que Allah os había recomendado, para que os apartéis de su castigo y eso al obedecer a sus órdenes y al alejarse de sus prohibiciones [2].

 

 


[1] Ver: Taysiir Al Kariim Ar Rahman fi Tafsir Kalaam Al Mannan del científico Abderrahman As Saadi, que Allah le conceda misericordia (muerto en 1376 de Hégira)

 

[2] Ver: at tafsir al mouyassir, escrito por un grupo de científicos, editado por el complejo del rey Fahd para la impresión del Sagrado Corán