La conversión al islam del gran obispo del imperio de Heracles


   Tagater era un gran obispo que vivió en la época de Heracles y lo que le llevó al islam era lo mismo que llevó a Abdulah ibn Salam que era el gran rabino de los judíos y su maestro a Medina, y esto en lo que vio como concordancia en el Evangelio entre las características de Muhammad, alabanzas y saludos de Allah sobre él, pero también el lugar y el momento de su llegada.

Cuando el profeta, alabanzas y saludos de Allah sobre él, había enviado a Dihya Al Kalbi, que Allah este satisfecho de él, al emperador romano Heracles con un mensaje que le llama a entrar en el islam, Heracles lo tomó y lo leyó, su contenido era:

En nombre de Allah el misericordioso, el más misericordioso

Por parte del mensajero de Allah Muhammad para el emperador romano Heracles, paz para el que sigue la guía, dicho esto:

Yo te invito a la llamada al islam, abraza el islam y serás salvado, abraza el islam y obtendrás una doble recompensa de Allah, pero si te niegas tendrás en tu carga los pecados de los arios1 {Di: «¡Gente de la Escritura! Convengamos en una fórmula aceptable a nosotros y a vosotros, según la cual no serviremos sino a Allah, no Le asociaremos nada y no tomaremos a nadie de entre nosotros como Señor fuera de Allah». Y, si vuelven la espalda, decid: «¡Sed testigos de nuestra sumisión!»}.

Una vez que acabe de leer el mensaje, las voces se elevaron cerca de él y los ruidos se acentuaron [relatado por Al Bukhari: 4278].

Entonces Heracles envió este mensaje al gran obispo de su imperio para consultarle, entonces el obispo dijo: es este que esperábamos tanto y lo que Jesús, paz sobre él, nos había anunciado, por mi parte lo creo y lo sigo.

Entonces Heracles respondió: si hago esto perderé mi realeza.

Luego el obispo dijo al mensajero del profeta, alabanzas y saludos de Allah sobre él: toma este libro y vas a ver tu amigo mándale mi Salam e infórmalo que doy testimonio que no hay divinidad que merece ser adorada salvo Allah y que Muhammad es el mensajero de Allah, y que creí y tuve fe en él, y que rechazaron lo que hice, luego salió hacia ellos y lo mataron.

Cuando Dihya regresó a Heracles, éste le dijo: te he dicho antes que tememos por nosotros, Tagater tiene más estima con ellos que yo. [El imán ibn Hajar en su libro Fath al Bari, la explicación de sahih al Boukhari 1/42-43].

 

 

__________________________________________________________

1[Los arios eran los adeptos de Arius, sacerdote egipcio que creía en la unicidad divina y negaba que el padre y el hijo fueran dos manifestaciones del Señor]